Se encuentra usted aquí

Riqueza ambiental del Bosque de Mariquita

Enviado por admin en Sáb, 11/16/2013 - 11:18
Versión para impresión

Riqueza ambiental del Bosque de MariquitaEl Bosque de Mariquita hace parte de “La Reserva Forestal Protectora de las Quebradas El Peñón y San Juan”, que se encuentra en el municipio de San Sebastián de Mariquita al norte del departamento del Tolima, abarca un área de 637 hectáreas, en un rango altitudinal de 600 a 950 m, se caracteriza por ser un área rica en diversidad y fuentes hídricas. Hace 53 años fue declarada como reserva forestal por el Ministerio de Agricultura, mediante la Resolución No 1240 de diciembre 19 de 1960 con el objetivo de conservar el territorio y sus especies.

La Reserva Forestal Protectora de las quebradas El Peñón y San Juan es un área de especial significancia ambiental, considerada como Patrimonio Cultural, Histórico y Ambiental para el país teniendo en cuenta que fue el escenario principal de la Real Expedición Botánica del Nuevo Reino de Granada hacia 1812, liderada por el sabio José Celestino Mutis, quien descubrió más de 80 especies de plantas y de animales en la reserva motivo por el cual se le conoce en la actualidad como el museo viviente del sabio Mutis.

Riqueza ambiental del Bosque de MariquitaLos bosques hacen de la reserva, el epicentro de la ruta que va desde el valle del río grande de La Magdalena hacia la cordillera. La reserva presenta un ecosistema de bosque y zonas que vienen siendo intervenidas. La exuberante vegetación y composición florística de la reserva son el resultado de la interrelación de los factores climáticos y las características biológicas presentes en la zona; encontrándose la reserva ubicada en el valle superior del río Magdalena, corresponde a la zona de vida Bosque Húmedo Tropical (Bh-T), con relieve de ondulado a quebrado, con pendientes entre el 3 y 80%.

Especies Vulnerables, en Peligro de Extinción o en Riesgo en la RFP

Riqueza ambiental del Bosque de MariquitaDe las 43 especies de herpetos (Anfibios y Reptiles) registradas, una sola especie de reptil se encuentra catalogada por la UICN como En Peligro (EN), mientras que para esta misma escala, 14 especies de anfibios se definen como de Preocupación Menor (LC), una En Peligro (EN), dos Casi Amenazadas (NT) y una con Datos Insuficientes (DD). Dentro de la clasificación nacional, la Salamandra (Bolitoglossa lozanoi) se encuentra como Vulnerable (VU), la Rana venenosa (Dendrobates truncatus) como Casi Amenazada (NT), la Tortuga de río (Podocnemis lewyana) En Peligro (EN) y la Tortuga morrocoy (Geochelone carbonaria) En Peligro Crítico (CR).

Para la clasificación del Convenio Internacional sobre el Comercio de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre –CITES-, las especies de herpetofauna amenazadas por su explotación y comercialización, se encuentran todas en el mismo apéndice. Apéndice II: Rana venenosa (Dendrobates truncatus), Iguana común (Iguana iguana), Boa (Boa constrictor), Babilla (Caimán crocodilus fuscus), Tortuga de río (Podocnemis lewyana) y Tortuga morrocoy (Geochelone carbonaria).

En cuanto a las especies de aves incluidas en las diferentes categorías del CITES, según el peligro en que se encuentran debido al comercio ilegal, nueve (9) del total de las especies registradas se encuentran en el apéndice II, debido a que pueden o no estar amenazadas y 3 especies en el apéndice III, el cual contiene a todas las especies que se encuentran reguladas por el país, con el propósito de prevenir y restringir su explotación.

Riqueza ambiental del Bosque de MariquitaApéndice II: Perico cascabelito (Forpus conspicillatus), Guacamaya cariseca (Ara severus), Currucutú (Megascops choliba), Gavilán caminero (Buteo magnirostris), Gavilán pollero (Spizaetus melanoleucos), Águila pescadora (Milvago chimachima), Esmeralda coliazul (Chlorostilbon mellisugus), Amazilia coliazul (Amazilia saucerrottei) y Colibrí rubitopacio (Chrysolampis mosquitus); Apéndice III: Garza real (Casmerodius alba), Garcita bueyera (Bubulcus ibis) y Pisingo (Dendrocygna autummnalis).

De acuerdo al CITES, los mamíferos descritos dentro de los diferentes apéndices se distribuyen de la siguiente manera: Apéndice I: Nutria (Lontra longicaudis) y Tití gris (Saguinus leucopus), por encontrarse en peligro de extinción debido a que son o pueden ser afectados por el comercio ilegal. Apéndice II: Zorro perruno (Cerdocyon thous), Maicero cariblanco (Cebus albifrons versicolor), Mico de noche (Aotus griseimembra) y Oso hormiguero (Tamandua tetradactyla). Apéndice III: Borugo (Cuniculus paca), Ñeque (Dasyprocta punctata), Perro de monte (Potos flavus) y Venado (Mazama americana).

La preocupación

Riqueza ambiental del Bosque de MariquitaComo condiciones de mayor afectación, que se observan actualmente en la reserva se encuentran la ampliación de la frontera agrícola - pecuaria y los asentamientos suburbanos (invasiones); los cuales traen consigo rocería, quema, cambio en el uso del suelo, desprotección de suelos, contaminación, pérdida de biodiversidad, caza, desprotección de rondas hídricas, en conclusión pérdida del equilibrio ecológico del área de Reserva.

Esta práctica, adicional al talado de los árboles, acaba con las especies de bajo porte, degradando los suelos y provocando el aumento de la erosión hídrica.

La reserva presenta un alto impacto sobre sus recursos naturales provocado por un conflicto de uso de suelo, donde la subsistencia del bosque natural se está viendo afectada por la expansión de lotes para cultivos, estas ampliaciones se realizan mediante dos actividades que son la tala y las quemas controladas, las cuales están generando un impacto ambiental de alta importancia.

Acciones Institucionales

Riqueza ambiental del Bosque de MariquitaAnte la necesidad de emprender acciones urgentes encaminadas al manejo de la Reserva y acorde al compromiso adquirido por el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, en la conmemoración del Bicentenario de la muerte del Sabio Mutis, se suscribió un Convenio Interinstitucional entre el Ministerio de Ambiente y CORTOLIMA, para la formulación del Plan de Manejo Ambiental de la Reserva.

Luego de presentar el documento se firmó Contrato de Cooperación en el 2012 celebrado entre la Corporación Autónoma Regional del Tolima – CORTOLIMA - y la Fundación Ambiental Oasis de Vida, para ajustar el Plan de Manejo Ambiental presentado, acorde a los requerimientos realizados por MADS. Este documento fue presentado nuevamente al Ministerio, quienes sugirieron algunos ajustes, los cuales fueron presentados nuevamente al Ministerio para su respectiva adopación.