Se encuentra usted aquí

El ruido un enemigo que podemos controlar

Enviado por desarrollo en Jue, 08/29/2019 - 10:01

Boletín 201 29/08/2019

Cortolima

Este 29 de agosto se conmemora el día internacional del ruido, un tipo de contaminación que aunque intangible puede afectar la tranquilidad de los seres vivos al punto de generarles enfermedades, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud – OMS- se estima que al 2050 más de 900 millones de personas (una de cada diez) padecerá pérdida de audición, siendo una de las causas la exposición a sonidos muy elevados durante actividades recreativas, como el uso de aparatos de audio personales a un volumen elevado durante períodos prolongados de tiempo, o en bares, discotecas, conciertos y acontecimientos deportivos.

Ver: Sordera y pérdida de la audición

De igual forma el informe “Ruido y salud” elaborado por el “Observatorio Salud y Medio Ambiente DKV Seguros –GAES” en el año 2012 encontró varias afecciones causadas por la contaminación auditiva, entre las que podemos contar efectos cardiovasculares, trastornos de sueño, estrés, problemas de comunicación, bajo rendimiento y aprendizaje, enojo y en los fetos alteraciones.

El ruido también afecta a la fauna

Cortolima

La revista científica Ciencia en Desarrollo en su publicación del segundo semestre del año 2015, revela en un estudio adelantado por la Universidad del Tolima que el ruido generado por el hombre como el tráfico vehicular influye en la variación de las vocalizaciones de las aves.

De acuerdo a la publicación El canto de un ave es una señal utilizada en la comunicación con individuos de la misma especie, o de especies distintas, buscando modificar el comportamiento del animal que la recibe. Entre las funciones del canto se han propuesto el reconocimiento, la defensa del territorio y la selección sexual. El ruido que provocan diferentes actividades humanas interfiere en la comunicación acústica de las aves, causando error en la comunicación.

Como respuesta, algunas especies aumentan la frecuencia del canto, y se ha encontrado que este incremento ocurre en mayor proporción en las zonas urbanas, en comparación con las zonas periurbanas y rurales. El estudio se adelantó en Ibagué y los corredores viales de los municipios de Armero Guayabal, Coello y Espinal.

Este estudio permitió evidenciar una variación en las vocalizaciones en aves como Rastrojero con nombre científico (H. flavipes) y Verderón Cejirrufo (C. gujanensis) siendo más notoria la de la primer ave mencionada.

Sin embargo, es probable que, así como el ruido afecta la comunicación y desarrollo en su entorno de las aves, también pueda afectar otras especies que se encuentren en los perímetros urbanos.

¿Quién controla el ruido?

Cortolima

De acuerdo a la resolución emitida por el Ministerio de salud número 8321 de 1983 “Por la cual se dictan normas sobre Protección y Conservación de la Audición de la Salud y el bienestar de las personas, por causa de la producción y emisión de ruidos” en su artículo 61 establece que el ministerio de salud y todas las autoridades sanitarias del sistema nacional de salud son las encargadas del control y vigilancia en cada ciudad y municipio.

De igual manera, dado que son los municipios quienes otorgan los permisos de funcionamiento a los establecimientos es responsabilidad de estos entes territoriales verificar el total cumplimiento de las demás disposiciones que en la materia existen como lo es el Ordenamiento Territorial el cual es la primera línea para evitar conflictos por ruido.

Teniendo en cuenta lo anterior y pese a que no hace parte de sus competencias, la Corporación Autónoma Regional del Tolima, antes, durante y después de las jornadas de día sin carro y moto en la ciudad de Ibagué, ha apoyado con la medición de ruido a fin de evaluar la variación que tienen los principales sectores de la ciudad en materia de contaminación por ruido.

Así mismo, adjudicó recientemente un contrato con un laboratorio acreditado para la medición de ruido y en los términos contenidos en el concepto emitido en el Ministerio de Ambiente para atender las solicitudes de algunos entes municipales y los requerimientos de los entes judiciales en materia de ruido.

Finalmente, en este día conmemorativo, el llamado es a toda la ciudadanía para que hagan conciencia de sus actividades comerciales y recreativas con las que de alguna manera están aportando a la contaminación por ruido, controlando el nivel de los decibeles y respetando la norma.