Se encuentra usted aquí

Los predios de conservación los más afectados por los incendios forestales en el Tolima

Enviado por desarrollo en Jue, 10/03/2019 - 14:40

Boletín 227 03/10/2019

Cortolima

Durante la temporada de menos lluvias el departamento del Tolima se vio azotado por conflagraciones forestales que se presentaron en gran parte del territorio, generando problemáticas a los recursos naturales que tardaran años en subsanarse. 

Estas emergencias dejaron un panorama desolador incluso en los predios de importancia ambiental que ha adquirido Cortolima para la conservación de ecosistemas estratégicos; esto debido a que cuatro propiedades (a continuación, descritas) fueron alcanzadas por las llamas. Este fue el balance obtenido después de que funcionarios del subproceso de Adquisición y Administración de Predios de la entidad ambiental realizara las respectivas visitas de verificaciones:

Cortolima
  • Predio “Vallecita” y predio “La Guayaba” en la vereda “La Pedregosa” del municipio de Alvarado, donde se consumió el 99% de dichas propiedades, quedando en pie, solo algunos árboles de las especies Roble y Guadua que por su altura no pudieron ser alcanzados por las llamas. La importancia de esta zona es que por allí pasa la quebrada “Vallecita” que tributa a la quebrada la Caima, beneficiando los habitantes de la vereda “La Tigrera” 180 personas, “La Pedregosa” 60 personas y 8886 habitantes del municipio de Alvarado, según información suministrada por la administración municipal.
  • Reserva Forestal “Las Damas”, en la vereda “Malabar” de Venadillo, se perdieron 17.8 hectáreas de las 65 que lo conforman, afectando principalmente los más de 14.000 personas que se benefician con la protección, recuperación y preservación de este ecosistema cuyos bosques protectores resguardan las aguas de la Quebrada “Galapo” fuente abastecedora del acueducto de la vereda Malabar y a su vez tributa sus aguas al rio Venadillo.
  • Cortolima
  • Predio “Espejo de Meseta- Lote 1” entre la vereda “Guadualito” y “El Rodeo” de Venadillo, donde el fuego arrasó con el 98%, incluyendo el aislamiento perimetral de las 100 has, donde se resguardan las aguas de las Quebradas “Guadualito” y “De Parra”, fuentes abastecedoras del rio Venadillo, beneficiando una población de aproximadamente 14.244 habitantes.

En total 426 has, dejaron de prestar sus servicios ambientales con ocasión a estos incendios forestales, que en su mayoría fueron provocados por prácticas irresponsables humanas como “quemas controladas”.

Cortolima

Es importante que la comunidad sea quien vele por la protección de estos lugares y den rápido aviso a las autoridades competentes y a la Corporación de cualquier acción inusual que observen dentro de ellos o a su alrededor.

Cortolima desde ya trabaja en la restauración de estos predios, a fin de que, en el menor tiempo posible, estos puedan volver a cumplir el fin para lo que fueron adquiridos.

#CumpliendoRetos

¡Porque Todos Somos Vigías!