Se encuentra usted aquí

Isabel Cristina, una campesina de San Juan de la China recibirá su estufa eco eficiente junto a 41 familias más.

Enviado por comunicaciones.... en Dom, 09/05/2021 - 22:38
Versión para impresión

Las familias de San Juan de la China y San Cayetano Alto serán beneficiados con 42 estufas eco eficientes y huertos leñeros.  Isabel Cristina Ospitia es una habitante de la vereda San Antonio del corregimiento de San Juan de la China, jurisdicción de Ibagué. Ella junto a su familia de cuatro integrantes, es una de las 42 familias beneficiarias del proyecto de estufas eco eficientes y huerto leñero que serán entregadas en la zona de este corregimiento y el sector de San Cayetano Alto.  Con el fin de implementar estrategias para la mitigación y adaptación del cambio climático, Cortolima hizo el acto simbólico de la primera piedra con el cual ratifica el comienzo de las obras de 42 estufas eco eficientes con sus huertos leñeros. Las cuales beneficiarán, no solo el mejoramiento de las condiciones de habitabilidad de las viviendas sino aportarán a la reducción de enfermedades de origen respiratorio, ocular y muscular, disminución en el consumo de leña y utilización del caucho de las llantas lo que permite mejorar las condiciones para la protección de los recursos de flora, fauna, suelo, aire y agua.  Estas, se suman a las 144 estufas eco eficientes que serán entregadas en los demás municipios como Dolores, San Luis, Coyaima, Planadas, Alvarado y Mariquita, además del sector del Cañón del Combeima de Ibagué.  “la verdad nos va a cambiar muchísimo la vida porque tengo un fogón hecho en barro, que ahúma que no tiene la capacidad para cocinar… como se puede observar está bastante rústico y debido a eso consume mucha leña, y hay que talar más árboles para poder cocinar. Con esta estufa va a ser más eficiente porque ella tiene otro sistema y nos cambiaria muchísimo la vida a nosotros y la región, y estaríamos contaminando muchísimo menos” señala Isabel Cristina Ospitia, habitante de la vereda San Antonio. “Esto en beneficio fundamentalmente del bosque que en gran parte de la deforestación de nuestro departamento se debe principalmente a la tala de árboles para el uso de la leña en las cocinas, y por este programa que hemos desarrollado pretende mitigar ese impacto y aportar a la salud y la mejora de la calidad de vida de las familias que aun en pleno siglo XXI cocinan con leña” afirma Olga Lucia Alfonso, directora de Cortolima.