Se encuentra usted aquí

Cortolima adoptó el plan de manejo ambiental del páramo Anaime Chilí Barragán que beneficiará a 30 familias

Enviado por desarrollo en Mar, 11/12/2019 - 17:04
Versión para impresión

Boletín 257 12/11/2019

Cortolima

El consejo directivo de Cortolima aprobó este martes 12 de noviembre de 2019 la adopción del plan de manejo ambiental del Páramo Anaime Chilí Barragán, ecosistema localizado en la jurisdicción en los municipios de Cajamarca, Rovira, Roncesvalles, Ibagué. Esta acción ambiental cuenta con cinco programas y 16 proyectos a mediano plazo que beneficiará a 30 propietarios que tienen injerencia en la zona del páramo.

Esta iniciativa es modelo a nivel nacional ya que cuenta con un instrumento de financiación gracias al apoyo de entidades como Usocoello que permitieron que un porcentaje de los recursos que transfieren a la entidad ambiental de la tasa por uso de agua, sea invertido en la parte alta de la cuenca del río Coello y Cucuana en el páramo Anaime Chilí Barragán.

Impacto ambiental

Cortolima

El Parque Natural Regional Anaime Chilí Barragán cuenta con una extensión de 12.946 hectáreas declarado en categoría de conservación mediante acuerdo 023 de 2017, razón por la cual el consejo directivo de la Corporación adopta el plan de manejo a mediano plazo en donde se firmó acuerdos de voluntades para su conservación que genera 74 millones de m3 año de agua para un valor de 450 millones de dólares año.

En este sentido, se realizará un evento en el cual se otorgará el pago por servicio ambiental a esas familias que permitirán el cuidado en el páramo. Asimismo, otra de las virtudes del proceso de adopción el plan de manejo ambiental del ecosistema es la creación de un instrumento financiero de carácter permanente, incremental y verificable para que cada uno de los habitantes que están comprometidos con la conservación de esa área puedan recibir algunos recursos en especie y dinero a mediano plazo para poder seguir trabajando en la conservación. 

Finalmente, el valor agregado de esta declaratoria es que ha sido objeto de un amplio proceso de participación ciudadana, incluso los mismos propietarios de los predios han reconocido que la mejor estrategia es seguir viviendo en el páramo pero beneficiándose de los elementos ambientales que le proporciona la Corporación.