Se encuentra usted aquí

El Tolima, potencia en energía limpia

Vie, 04/07/2017 - 11:27
Boletín No. 51 abril 07 de 2017 El Tolima, potencia en energía limpia

Gracias a su posición geográfica el departamento del Tolima es un territorio favorable para la producción de energías alternativas, especialmente la energía solar, en municipios como Ibagué, Flandes, Melgar, Natagaima, Chaparral, Armero Guayabal y Mariquita, los que poseen un recurso solar importante que garantiza el desarrollo de proyectos enfocados en energía limpia, de acuerdo al mapa de radiación de la zona que emite el IDEAM. En total se proyectan 21 plantas solares en el departamento.

¿Por qué cambiarse a la energía renovable?

Esta energía es una alternativa que en países europeos se ha venido implementando exitosamente aportando no solamente una energía limpia basada a partir de una fuente inagotable, sino también a menor costo además:

  • Su enorme potencial, la energía solar es prácticamente infinita.
  • Sus aplicaciones son escalables, desde sistemas pequeños hasta plantas solares de producción eléctrica.
  • La factibilidad de suministrar energía en áreas remotas a la red eléctrica.
  • No hay daño ambiental, la reducción de gases de efecto invernadero, libre de ruido y emisiones.
  • Tecnología probada, confiable y durable.
  • Bajos costos de mantenimiento.
  • Para la instalación de una planta de energía hidráulica se demora hasta 6 años, con la energía solar un año y medio.
  • Es compatible con otros usos, permite el uso del suelo en otras labores como la agricultura, el pastoreo o el turismo.

Además es una alternativa que al implementarse, puede representar para las regiones, generación de empleo, desarrollo de la investigación, actividades de generación sin cambiar el uso del suelo.

Cómo funciona la energía solar?

El Tolima, potencia en energía limpia

El arreglo de paneles solares (formados por una matriz de celdas fotovoltaicas) capta la energía proveída por el Sol (en forma de radiación) y la transforman en energía eléctrica del tipo continuo (DC), la cual es conducida a un Inversor, que se encarga de convertirla en corriente alterna (AC - que es la que normalmente se consume), para luego ser enviada mediante los medios apropiados a una serie de transformadores y subestaciones que llevan la energía a los niveles de tensión necesarios según el fin perseguido, para luego conducida a lo largo de redes de transmisión, hasta ser entregada a la red de-distribución, de donde es consumida por los usuarios finales (zonas urbanas, plantas industriales, etc.).

Las plantas fotovoltaicas con conexión a red producen energía a partir de fuentes de energía renovables, por lo que se constituyen como energías “limpias” no contaminantes que evitan una influencia negativa sobre el ambiente, haciendo posible de esta manera el desarrollo sostenible.

El Tolima, potencia en energía limpia

Permiten además evitar la emisión de partículas contaminantes a la atmósfera, tales como CO2, CO, S, Pb, etc., ya que introducen energía limpia en la red nacional generada con radiación solar y evitan la generación de electricidad mediante otras fuentes energéticas, tales como la nuclear, carbón y derivados del petróleo, en cuyos procesos se generan residuos y subproductos altamente contaminantes y muy nocivos para el medio ambiente.

De esta manera, la tecnología fotovoltaica se define como un medio limpio de producir energía eléctrica basada en el aprovechamiento de la luz solar.

El proceso no requiere de flujo de materiales o transformaciones químicas o físicas (combustión o ebullición-condensación) y, por lo tanto no genera emisiones a la atmósfera, residuos al suelo ni a los cuerpos de agua. Además, son instalaciones de bajo mantenimiento ya que normalmente requieren sólo limpieza de las superficies expuestas al sol para remover materiales adheridos a la superficie, incrementándole así la absorción de la luz solar en un momento dado, la Planta Solar tendrá una vida útil de operación superior a los 25 años como pequeño productor.

Normatividad para tener en cuenta…

Ley 1715 de 2014 Por medio de la cual se regula la integración de las energías renovables no convencionales al Sistema Energético Nacional, tiene por objeto promover el desarrollo y la utilización de las fuentes no convencionales de energía, principalmente aquellas de carácter renovable, en el sistema energético nacional, mediante su integración al mercado eléctrico, su participación en las zonas no interconectadas y en otros usos energéticos como medio necesario para el desarrollo económico sostenible, la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y la seguridad del abastecimiento energético. Con los mismos propósitos se busca promover la gestión eficiente de la energía, que comprende tanto la eficiencia energética como la respuesta de la demanda.

Asimismo establece el marco legal y los instrumentos para la promoción del aprovechamiento de las fuentes no convencionales de energía, principalmente aquellas de carácter renovable, lo mismo que para el fomento de la inversión, investigación y desarrollo de tecnologías limpias para producción de energía, la eficiencia energética y la respuesta de la demanda, en el marco de la política energética nacional.