Se encuentra usted aquí

¿Por qué conservar la Reserva Forestal Protectora Regional "Alto Combeima", Combeima”?

Enviado por soporte en Vie, 01/11/2019 - 16:46
Boletín 010- 11/01/2019

Cortolima

 Lejos de cualquier interés particular, Cortolima respeta la opinión de la comunidad frente a los efectos de la resolución 0751 del 20 marzo de 2018, "Por medio de la cual se adoptan medidas operativas y de protección ambiental a la Reserva Forestal Protectora Regional "Alto Combeima", sin embargo, es oportuno socializar algunos datos de interés de la zona que obliga a la máxima autoridad ambiental a adelantar acciones para su protección.

El área denominada “Alto Combeima”, consta de quince (15) predios propiedad de asociaciones, entidades municipales y CORTOLIMA, ellos son: El Palmar-La Secreta y El Humedal-La Santísima Trinidad y los predios La Siberia, El Rancho, El Porvenir, San Marta, Santa Lucia, La Esperanza-Juntas, La Esperanza-Toche, Los Andes, El Conde, El Cortijo y Lutecia, localizados en el municipio de Ibagué. todos estos predios han sido entregados a Cortolima con fines de conservación.

Ubicación

Cortolima

El área denominada como “Alto Combeima” se localiza al noroccidente del municipio de Ibagué sobre el flanco oriental de la cordillera Central, con alturas comprendidas entre 2.000 y 4.800 m; por el norte limita con el Parque Nacional Natural Los Nevados, por el oriente limita con el municipio de Anzoátegui, por el occidente con Toche y por el sur con el centro poblado de Juntas, con una extensión de siete mil trescientos cincuenta y seis con sesenta y uno hectáreas (7.356,61 has)

La vegetación predominante corresponde a bosques naturales con un área de 2828,67 hectáreas, en su mayoría están compuestos por especies originarias del lugar.

Importancia ambiental Cortolima

El área comprendida por la Reserva “Alto Combeima”, es de suma importancia ya que estratégicamente se encuentra localizada en la zona amortiguadora del Parque Nacional Natural de los Nevados, la cual es fundamental para mantener el equilibrio ecológico, la biodiversidad de la región y a la vez garantizar el desarrollo de actividades humanas.

En esta área se regulan y producen múltiples bienes y servicios ambientales; el agua que  allí nace forma innumerables drenajes, que vierten sus aguas a una cuenca del río Combeima, de gran importancia pues abastece las necesidades del 80% de la población del municipio de Ibagué, (aproximadamente 420.000 personas), además alimenta distritos de riego del centro del Tolima y finalmente, entrega sus aguas al río Coello,

Es de resaltar que en la Ley 99,  se establece que los nacimientos de agua deben ser objeto de protección ambiental e igualmente declaran de interés público las áreas de importancia estratégica para la conservación de recursos hídricos que surten de agua los acueductos municipales, su protección y conservación se convierte en elemento clave para el desarrollo social- ambiental y eje articulador de las iniciativas de conservación regional.

En términos de complementariedad del sistema de áreas protegidas, esta área propuesta se encuentra incluida dentro tanto de  la Zona de Reserva Forestal Central de la Ley 2ª de 1959, la cual es elemento integrador del patrimonio ecológico y ambiental de la nación, como del Complejo de Páramos de Los Nevados (delimitado mediante Resolución No. 1987/16,   por lo cual se convierte en una figura complementaria del PNN Los Nevados, asegurando la continuidad de procesos;

 

Estas son algunas de las amenazas

Turismo sin control

Cortolima

 Debido a la afluencia de público especialmente en periodo vacacional (Semana Santa, mitad y fin de año) se han registran emergencias por el acenso a la zona del Nevado del Tolima, por parte de personas inexpertas  en la alta montaña, que además no cuentan con la indumentaria necesaria para este tipo de ecosistemas zona. Solo en el 2018 se reportó la muerte de 2 turistas.

La Corporación Autónoma Regional del Tolima - CORTOLIMA con el ánimo de establecer estrategias de conservación siguiendo la normatividad ambiental, deberá junto con las autoridades municipales y departamentales   disminuir los impactos a los ecosistemas estratégicos, que se estén produciendo a través de este renglón de la economía.

Deforestación

Se presentan algunas zonas desprovistas de cobertura vegetal, a pesar que la vocación del suelo es de conservación. Como principal causa de esta situación está la explotación irracional e ilegal del bosque, para uso doméstico (casas, postes y corrales). La deforestación facilita las escorrentías y la infiltración del agua en el suelo, lo cual acelera el proceso de meteorización y los procesos de erosión en las laderas.

Incendios

Cortolima

 Especialmente en la época de menos lluvias, es de tener en cuenta que actualmente estamos atravesando por la ocurrencia del fenómeno del “Niño”, en   esta zona de bosque o pastizales, existe una alta probabilidad de incendio debido al grado alto de deterioro ambiental provocada por las talas y quemas que están prohibidas por la legislación nacional ambiental y por los turistas y/o personas malintencionadas que los provocan.

 

Caza y extracción de especies faunísticas

La cacería y la extracción de fauna ocasionan un desequilibrio de las poblaciones naturales, sobre todo en especies clave en una comunidad ecológica. Algunas de las especies reportadas con algún grado de amenaza pueden llegar a ser cazadas ya sea para subsistencia, dentro de una cadena de tráfico ilegal o simplemente para ser tenidas como mascotas.

 La Corporación Autónoma Regional del Tolima - CORTOLIMA adelantó  estrategias que incidan en el ordenamiento de la actividad de turismo de naturaleza, pero a la vez disminuir los impactos, presiones y amenazas que se estén produciendo en los ecosistemas estratégicos del departamento, firmó con Parques Nacionales Naturales (PNN) Los Nevados el Convenio 0393 de 2017 para ejecutar el proyecto denominado: “Estructura básica requerida para el ordenamiento participativo de la actividad de turismo de naturaleza, en la zona de influencia directa del PNN Los Nevados, cuencas de los ríos Combeima, Totare, Lagunilla y Gualí”.

                                        ¡Porque Todos Somos Vigías!